Venezuela, una economía al borde del abismo

Fuente: FMI

Fuente: FMI

Caída vertiginosa del bolívar y del PIB

El gobierno de Nicolás Maduro oculta a la población venezolana las estadísticas a cuento a la economía, y hace meses que datos básicos han dejado de ser publicados -como el Índice de Precios al Consumidor cuya ultima publicación es de febrero del 2015. El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó al principio de octubre un informe, describiendo una economía que se descompone, una inflación desbocada y una actividad que se hunde a un ritmo comparable al de países en guerra. También describe una crisis que elevará el desempleo a niveles nunca vistos en el país en décadas.

La caída del PIB prevista para este año 2015 es del 10%, según los cálculos del FMI, y augura otro descenso del 6% en 2016.

Desde 2013, año que llegó al poder Nicolás Maduro, el bolívar venezolano ha perdido casi todo su valor: ahora al tipo de cambio oficial, un dólar vale 6,3 bolívares, contra unos 800 bolívares en el mercado negro. Eso representa menos de una centésima parte de su valor declarado.

Inflación descontrolada y escasez

El Gobierno de Maduro estableció controles de precios para bajar la inflación. No funcionaron, pero ha logrado provocar un desabastecimiento generalizado de productos de primera necesidad, colas enormes en los supermercados –Venezuela tiene el triste récord de contar con las colas más largas en el mundo luego la caída del comunismo-, y un mercado negro que se desarrolla a cada vez más. Esto ultimo se debe a que la reventa o contrabando de productos es más lucrativa. Se desarrolla también el trueque para poder acceder a los productos básicos de la canasta familiar.

Para este año, el FMI prevé una inflación de 158,1%, y que subiría al 204,1% en 2016. Con esta inflación, los precios se habrán multiplicado casi por ocho en solamente dos años.

Consecuencias

El desempleo subió dramáticamente, a niveles nunca antes vistos en décadas. El FMI calculó que la tasa de paro pasará del 8% en 2014, al 14% en 2015 y llegará a 18,1% en 2016. Prevé que el paro va a seguir subiendo hasta alcanzar al 28% en 2020.

El nivel de tasa de paro es siempre relacionado al nivel de delincuencia y inseguridad. Eso se verifica en Venezuela. La inseguridad física de los venezolanos se está convirtiendo en la preocupación dominante del pueblo, después del desabastecimiento alimentario. El pueblo se siente indefenso ante las asaltos, secuestros, robos y asesinatos. De hecho, Caracas se halla en el ranking de la ciudades las más peligrosas del mundo con asesinatos cada vez más frecuentes: de acuerdo con cálculos de la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia, hubo 82 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2014.

Durante las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el día de la elección de Hugo Chávez en 1998, los venezolanos se manifestarán en las urnas par elegir 167 escaños de la Asamblea Nacional. Tal vez nuevas medidas serán tomadas después de las elecciones par mejorar una situación que se encuentra ya al limite del abismo.

Sophie Patillon

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s